Seleccionar página

Toxina botulínica en Parálisis Cerebral infantil

Parálisis cerebral y espasticidad

la parálisis cerebral (PC) es la causa más frecuente de discapacidad motriz en niños y adolescentes. En el 85% de los casos, la manifestación motora predominante es la espasticidad.

Botox

La toxina botulínica, conocida habitualmente como bótox, es una sustancia química que actúa sobre las células musculares y bloquea su actividad, paralizando el músculo.

Desde los años noventa se está utilizando la toxina botulínica para el tratamiento de la espasticidad focal asociada a la parálisis cerebral, convirtiéndose en la actualidad en el fármaco de elección de las contracturas dinámicas.

Las inyecciones de toxina botulínica tipo A (TB-A) se han usado para reducir la espasticidad en niños con PC. No existen investigaciones a nivel nacional que comprueben si los resultados son comparables a los reportados en la literatura.

¿En qué consiste el tratamiento actual de toxina botulínica? 

 La infiltración con toxina botulínica debería ser una intervención imprescindible en el tratamiento de la espasticidad de niños con parálisis cerebral, siempre que se realice dentro de un marco de tratamiento multidisciplinar (tratamiento farmacológico, fisioterapia, rehabilitación, terapia ocupacional, uso de ortesis y tratamiento quirúrgico cuando sea necesario) y se cumplan una serie de requisitos imprescindibles:

  • Espasticidad dinámica
  • Localizada a un grupo reducido de músculos por la limitación de la dosis total
  • Y que interfiera en la función del miembro o parte del cuerpo implicada. 

Objetivos del tratamiento

Los objetivos que buscamos al infiltrar los músculos espásticos varían según las circunstancias globales del niño.

En miembros inferiores

Cuando abordamos los miembros inferiores, habitualmente nos proponemos:

  • En niños que caminan: conseguir un patrón de marcha más funcional (menos costoso, menos dolor, más velocidad, pasos más fisiológicos…)
    • En niños no deambulantes: mejorar la postura, facilitar la higieneprevenir la subluxación/luxación de cadera.

En miembros superiores

  • La infiltración de miembros superiores en niños es habitual pero menos frecuente que la de miembros inferiores. Generalmente perseguiremos facilitar el movimiento y aportar mayor funcionalidad.
  • Retrasar o prevenir la aparición de retracciones fijas, y de este modo retrasar o prevenir la cirugía correctora.
  • Prevenir, corregir o frenar deformidades: pie equino, escoliosis, luxación de caderas
  • Facilitar el aprendizaje de transferencias, el mantenimiento en bipedestación etc.

Para el cuidador

  • Facilitar la labor del cuidador: vestido, higiene, etc.
  • Aliviar el dolor
  • Mejorar la postura en silla/carro
  • Potenciar los objetivos desde fisioterapia o terapia ocupacional

Qué lo diferencia del resto de tratamientos

Su introducción supuso una revolución en el tratamiento de la espasticidad. Es el tratamiento con mayor nivel de evidencia. Mejora el patrón de movimiento de los niños con parálisis cerebral, aumenta la edad de la primera cirugía, disminuye el número de intervenciones sucesivas y mejora los resultados funcionales de estos pacientes. 

Existe una evidencia de nivel I y un grado de recomendación A (es decir, máximo) para el tratamiento con toxina botulínica A en el pie equino espástico.

¿Qué mejoras pueden presentar los niños si se actúa temprano? 

Principalmente evitar o posponer las complicaciones tardías de la espasticidad que comentaba anteriormente. Es decir, el acortamiento muscular y tendinoso típico del músculo espástico, y las deformidades musculoesqueléticas que condiciona. 

¿En qué edades se recomienda? 

El momento óptimo de inicio del tratamiento es entre los 1-5 años para el miembro inferior lo más precoz posible y para el miembro superior, aunque las mejores respuestas se han obtenido por encima de los 4 años, consideramos que también debería realizarse precozmente. 

Para más información puede acceder a los siguientes artículos:

La infiltración con toxina botulínica mejora el patrón de movimiento de los niños con parálisis cerebral

Tratamiento con toxina botulínica en niños con parálisis cerebral espástica.

La toxina botulínica en niños con parálisis cerebral y otras lesiones neurológicas

¿Interesante? compártelo:

Noticias relacionadas.

Acércate a la parálisis cerebral, y descubre tu mejor lado

Acércate a la parálisis cerebral, y descubre tu mejor lado

https://www.youtube.com/watch?v=i1zg2raSLcM Para mucha gente, llegar a montar en un superdeportivo parece un sueño lejano. Pero para Micul Gigant (pequeño gigante en rumano) como se hace llamar Daniel Putoi, ese sueño se hizo realidad, todo gracias a la amabilidad de...

leer más